Centro de Yoga Lotuz Yogastudio

Buscando nuestro equilibrio en la postura del árbol..

.

La práctica de posturas de equilibrio en el yoga, como la postura del árbol (Vrksasana), nos ayuda a ganar estabilidad tanto física como mental. La práctica regular mejorará nuestra concentración y nuestra capacidad para encontrar el equilibrio que necesitamos en todas las áreas de nuestra vida.

 

 

La postura del árbol, conocida como Vrksasana en sánscrito, es una postura básica del yoga, muy beneficiosa, especialmente para promover el equilibrio y la concentración.

 El nombre sánscrito proviene de las palabras “Vrksa”, que significa árbol, y “asana”, o postura. Gracias a este asana, logramos fortalecer y tonificar los músculos de las piernas, tobillos y pies, así como las ingles y la parte interna de los muslos. Abre los músculos del pecho y los hombros, aportando estabilidad a la musculatura central, sobre todo a la de las caderas y la columna vertebral.

A continuación os dejamos con algunos de los beneficios, tanto físicos como mentales, de esta postura tan especial…

Los beneficios físicos de la postura del árbol son…
  • Fortalece los muslos, pantorrillas, tobillos y la columna vertebral
  • Estira las ingles y los muslos, abriendo el pecho y los hombros
  • Mejora el sentido del equilibrio
  • Alivia la ciática y el dolor en la zona baja de la espalda
  • Reduce los pies planos
Los beneficios Mentales y Espirituales son…
  • Calma y relaja el sistema nervioso central y la mente
  • Desarrolla el equilibrio y la concentración, física y mentalmente
  • Aumenta la consciencia mente – cuerpo.

vrksasana-tree    vrksasana-duo-news

Varios estudios demuestran que la práctica de la “Postura de árbol” tiene beneficios positivos sobre nuestro equilibrio general y nuestra coordinación. Un estudio del 2012, publicado en la revista Medicina Complementaria y Alternativa (Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine) observó los beneficios para la salud de la postura del árbol en personas de la tercera edad. El estudio concluyó que a pesar de que la postura del árbol se considera un asana sencilla, conduce a la mejora de la fuerza y el equilibrio de todo nuestro cuerpo. Por esto mismo, puede ayudar a reducir el número de caídas en las personas mayores.